Tres décadas atrás, en la West Computer Faire se exhibía el Osborne I, la primera computadora portátil de la historia. Con una pantalla de 5 pulgadas y un peso de 11 kg, fue la precursora de laptops, tablets, smartphones y todos los dispositivos móviles

 

Osborne I, la primera portátil

En medio del auge de la conectividad móvil, alguien decidió abrir el baúl de los recuerdos y desempolvar imágenes de la primera computadora portátil de la historia, que este fin de semana cumplió 3 décadas.

Desarrollada por la Osborne Corporation, con el escritor, editor de software y diseñador Adam Osborne, la Osborne I ostentaba, sobre todo, una gran resistencia que se reflejaba en su estructura de 11 kilos. Resulta llamativo que las aerolíneas la consideraban equipaje de mano.

La pantalla de 5 pulgadas de diagonal mostraba apenas 52 caracteres por renglón, que podían alcanzar los 128 si se desplazaba el cursor.

La Osborne I tenía especificaciones técnicas totalmente vanguardistas para el momento: procesador Zilog Z80 de 4 Mhz, 64 Kb de memoria RAM, dos ranuras para diskettes 5 1/4 para el almacenamiento y puertos paralelo, de serie y módem.

El sistema operativo era CP/M. En materia de software, incluía un programa de hoja de cálculo llamado “SuperCalc”, un procesador de textos denominado “WordStar” y los lenguajes de programación CBASIC (Digital Research) y MBASIC (Microsoft).

La historia completa de las notebooks.